instalation

Descubre el gas natural

El gas natural es una energía eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Sus aplicaciones en el ámbito doméstico son cada día mayores, adaptándose a las necesidades de todos los hogares. Actualmente, esta fuente de energía se emplea principalmente para calefacción de espacios, cocina y producción de agua caliente sanitaria (ACS).

Ahorra cada mes

El gas natural ayuda a las familias a mejorar su economía doméstica. Su estabilidad de precios, su eficiencia y bajo precio la convierten en la mejor opción. El gas natural es hasta un 55% más económico que la electricidad y hasta un 20% más económico que el gasóleo*.

Disfruta del máximo confort

Abrir el grifo o encender la calefacción y empezar a disfrutar de un calor homogéneo y una temperatura constante en el agua caliente gracias a un suministro sin interrupciones que no ocupa espacio de almacenamiento. Además su capacidad de regulación y mayor poder calorífico la convierte en la favorita de los restaurantes. Tus platos más sabrosos que nunca.

Relájate

Porque a diferencia de otras energías como el butano, el gas natural está compuesto principalmente por metano, que es de menor densidad que el aire, por lo que en caso de incidente sube y se difunde velozmente. Las instalaciones de gas natural son altamente seguras y están sometidas a inspecciones periódicas reguladas por industria.

Otras ventajas

Elige lo que necesitas

La comercialización del gas natural se encuentra completamente liberalizada, por lo que podrás elegir la empresa comercializadora y la tarifa que mejor se adapta a tus necesidades de consumo. Con el gas natural solo pagas la energía que consumes.

Cuida de tu entorno

Es la energía fósil con menor impacto medioambiental: tiene las menores emisiones de CO2 por unidad de energía utilizada, no emite residuos sólidos, ni humos ni malos olores. Los vehículos impulsados por gas natural están catalogados por la DGT como vehículos ECO.